La Fórmula del Éxito para los Programas de Jóvenes

La Fórmula del Éxito para los Programas de Jóvenes
La tarea de preparar y organizar una buena velada de jóvenes en tu iglesia puede volverse muy pesada si no sabes por dónde empezar. En ocasiones, ya sea por falta de tiempo o de ideas, la sociedad de jóvenes cae en la rutina, o en el peor de los casos, se cancela por falta de motivación o asistencia.

En este artículo queremos darte una idea de cómo organizar tus veladas de jóvenes en la iglesia, qué cosas tener en cuenta para motivar a los jóvenes, para que realmente disfruten de estos espacios tan importantes en la vida de una iglesia: la convivencia y la amistad.

Esperamos que estos consejos te sean de ayuda.


Claves para una buena velada de jóvenes

  1. Definir claramente los Objetivos y Propósitos:Debe existir una razón, un por qué de la velada. Busca un motivo para reunir a tus jóvenes y hacerlos partícipes de tu programa.
  2. Hacer Planes:Los buenos encuentros no son un mero accidente. Buenos programas requieren planificación, tiempo y esfuerzo.
  3. Publicidad:Si el programa ha sido bien preparado, vale la pena que la gente se entere para poder venir. Cuanto más atractivo sea el llamado a venir al programa, más posibilidades hay que la gente pueda venir. Vale la pena invertir tiempo y recursos en esta área.
  4. Esfuerzo:Un equipo que no se esfuerza raramente ganará algo. Todos en el equipo tienen que poner su parte.
  5. Puntualidad: Los buenos programas empiezan a la hora y terminan a la hora. Si la gente sabe que somos puntuales a la hora de comenzar nuestras actividades, ellos también serán puntuales.
  6. Participación:Ningún programa sobrevivirá si todo lo hace el director o si siempre son los mismos los que lo llevan. Los encuentros serán mejores cuando varios jóvenes participan y cuando el líder, en la medida de lo posible, consigue que todos los jóvenes del grupo participan.


Planificando Programas

El programa contribuye a la continuidad de la Sociedad de Jóvenes o a la disminución de sus miembros. Si quieres programas interesantes y beneficiosos, toma en cuenta estas reco
mendaciones:

  1. Haz de Cristo el centro de todas las reuniones.
  2. Variedad: No repitas el mismo programa una y otra vez.
  3. Evita largas pausas o espacios muertos durante los programas para que los que asisten no pierdan interés. Cada participante debe estar preparado para realizar su parte a tiempo. Si es necesario entrar y salir del escenario, es recomendable tener a una persona responsable para que la actividad fluya sin pausas innecesarias.
  4. Que las reuniones sean atractivas e interesantes. Siempre dentro del marco y el propósito espiritual adecuado.


Preparando el Programa de Jóvenes

  1. La tarea de planificar los programas pertenece a la comisión de programas.
  2. Utiliza el material que tienes en tus manos y adáptalo a las necesidades de tus jóvenes.
  3. Ten en mente las necesidades de los miembros de tu Sociedad. No planifiques simplemente para entretener. La Sociedad JA debería preparar a los jóvenes para el servicio.
  4. Descubre los talentos y habilidades de los jóvenes de tu iglesia y ponlos a trabajar, de acuerdo con sus dones espirituales.
  5. Intenta que todos los jóvenes participen, no sólo aquellos que siempre están dispuestos a hacerlo.
  6. Explica el propósito de cada encuentro. La duración de cada programa y su relación con los objetivos generales del año.
  7. Motiva y estimula iniciativas.
  8. Intenta obtener una evaluación de cada participante en el programa. El comentario “fue interesante” sobre el programa no es suficiente.
  9. Intercambia ideas y métodos. No sigas rituales establecidos.
  10. Intenta que los que están en el público participen el máximo posible.
  11. Haz planes para futuras presentaciones.
  12. Considera cuidadosamente el lugar de reunión: apariencia general, limpieza y orden, sistema de sonido e iluminación, ventilación, cancioneros, etc. Evita la confusión a medida que va llegando la gente al programa.


Desarrollo del programa


  1. Coloca ujieres en la puerta para dar la bienvenida a la gente y ayudarle a encontrar sitio.
  2. Empieza a la hora aunque alguien a quien esperas pueda llegar tarde.
  3. Mantén una atmósfera apropiada para el programa.
  4. Presenta una corta introducción, a menos que el programa sea una sorpresa total.
  5. Mientras se está desarrollando el programa la gente que asiste debería contestarse a las siguientes preguntas:
    1. Cuál es el propósito del programa?
    2. Qué va a pasar?
    3. Qué tiene esto que ver conmigo?
    4. ¿Qué se espera de mí?
  6. Cuando se espera que el público participe, los objetivos y procedimientos deberían explicarse cuidadosamente. Si las instrucciones son complicadas, repítelas.
  7. Si hay un espacio de preguntas y respuestas, es mejor crear una atmósfera más distendida para que no haya ningún tipo de prejuicios.
  8. Si el programa incluye un llamado, hazlo atractivo.
  9. Actúa de forma espontánea y voluntaria. Evita métodos compulsivos. El programa debería ser siempre fluido para animar a los presentes a participar.
  10. Termina los encuentros de forma espectacular. No permitas que la gente se vaya con una nota de frustración. El final del programa debería ser su clímax.


Propuestas de Programas

Promoción de libros.

Prevee un lugar en el programa para promover buenos libros para
jóvenes. Contacta con JAE o con Safeliz para ello.
Temperancia. Muchos de los asuntos relacionados con la temperancia pueden generar buenos programas para jóvenes: drogas, alcohol, tabaco, sexualidad, alimentación... son algunos de los temas que todavía interesan a los chicos y chicas de nuestra iglesia. Se necesita elegir bien a los que formarán parte del programa. Es interesante tener una lista de potenciales ponentes.

Himnos/canciones favoritos.

Puede ser interesante ver qué himnos o canciones han
influenciado a los jóvenes en su experiencia espiritual. Anima a la congregación a participar. Las historias del origen de los himnos son siempre interesantes.

Mi conversión.

Averigua la historia de la conversión de 3 ó 4 jóvenes del grupo y presén
talas en un programa inspirador que incluya representaciones, himnos y testimonios.
La historia de mi vida. Parecido al anterior, historias de cómo Dios ha intervenido en la vida de cualquier joven. A todos les gusta ver cómo Dios guía la vida de otros. Recuerda que estas historias han de ser inspiradoras.

Textos favoritos de la Biblia.

Pide a varios jóvenes que estén preparados para leer su
texto favorito y decir por qué es importante para ellos. Puede ser también interesante pedir a la audiencia que comparta sus textos favoritos.

Instrucción Practica.

De vez en cuando presentar un seminario de formación puede
ser beneficioso y un buen cambio en la rutina. Organiza un par de seminarios donde se pueda estudiar la Biblia. Por lo menos organiza una Semana de Oración.

Preguntas y Respuestas.

A los jóvenes les gusta esto. Le da al tímido una oportunidad
de participar. Selecciona a un coordinador y a varias personas capaces de contestar las preguntas. El coordinador lee la pregunta y da la oportunidad a alguien de contestar. El público puede ser invitado a formar parte de la discusión.
Cartas/Mails. Escribe mails a otras sociedades de jóvenes del mundo. Pregunta cómo les va, qué proyectos están desarrollando, sobretodo misioneros. Cuando tengas la información, puedes decir: “el próximo Sábado la sociedad de jóvenes de la iglesia de ________, en Indonesia, nos va a visitar”.

Misión.

Distribuye literatura en el área cerca de tu iglesia. Divide a los jóvenes en grupos
de 3 ó 4 y trabajad durante 30 ó 40 minutos. Después volver a la iglesia y compartid experiencias.

Día de la madre/del padre.

Pide a varios jóvenes que compartan qué cualidades respe
tan y admiran de sus padres. Honrad a los padres de los jóvenes a través de un buen programa de reconocimiento.

Programa del Colportor.

Cuánto hace que no se invita a un colportor a tu iglesia para que cuente experiencias de su misión a los miembros de tu iglesia?

Orientación Profesional.

Gente profesional puede darte buenos programas. Por ejemplo: Por qué soy abogado? o secretaria, doctor, enfermera, pastor... Anima a los participantes a compartir cómo pueden representar a Cristo en su trabajo.

Tiempo para meditar.

Dedica por lo menos cinco minutos para meditar con Dios. Propón a un joven que tenga un par de minutos de oración y elige antes del programa a dos jóvenes para que oren. La oración debería tener un propósito: orar por los pobres o menos afortunados, los jóvenes que han dejado la fe, por los estudiantes, etc...


Presenta un informe durante el programa.

Presenta noticias relacionadas con la iglesia. Puedes también presentar descubrimientos científicos interesantes relacionados con la vida cristiana o las profecías.

Entrevista con jóvenes, adultos o visitas.

Asegúrate que las preguntas son discretas, pertinentes y de interés para todos los presentes.

Programa de Amistad.

Quizás los hombres pueden preparar una cena para las mujeres en el primer trimestre y las mujeres algo especial para los hombres en el segundo trimestre. Las actividades sociales por la noche pueden ayudar a unir al grupo.

Mesa redonda.

Organiza una mesa redonda sobre matrimonio, drogas, entretenimiento, educación, etc.

Intercambio con otras sociedades JA y jóvenes.

Presenta programas en otras igle
sias e invita a otras iglesias a dar programas en tu iglesia.

Programa Histórico.

Presenta un programa sobre la historia de la Biblia, algún evento histórico en la Biblia, historia denominacional, o la historia de tu iglesia local.

Concurso Bíblicos.

Puede ser sobre tópicos de la Biblia: naturaleza en la Biblia: árboles famosos, montes mencionados, ríos, flores, etc. También puede ser sobre textos de la Biblia, autores, un libro en particular, creencias de la iglesia, etc. Hay muchos tipos de concursos y pueden significar un buen rato para el grupo.

Lema, Promesa y Blanco.

Ten un programa en el que expliques el propósito y el significado del Lema, la Promesa y el Blanco. Cuanto más claro se tengan estos asuntos, mejor se podrá comprometer a los jóvenes con la Sociedad de Jóvenes. Puedes pedir a algún joven que lo repita y que explique su significado y cómo puede aplicarlo en su vida.

Lectura.

Otra idea es la de leer pasajes seleccionados de los libros Camino a Cristo, el Deseado de todas las Gentes, Mensajes para los Jóvenes, Conflicto de los Siglos al final de los programas antes del canto final. Selecciona a alguien que lea bien y que tenga una buena voz. Podría convertirse esto en algo regular de vuestros programas. Esta parte del programa podría llamarse: “Minutos de Inspiración”.

Concurso de Programas.

Elige una fecha para este programa especial. Invita a la iglesia para que proponga sus ideas para un programa relacionado con la oración, el amor, Jesús la amistad, la Biblia, etc. Nombra a los jueces. Elige las mejores ideas y preséntalas durante el programa especial, dando el nombre del ganador. Da un premio al que reciba la mayor puntuación de acuerdo con un sistema de puntos establecido de antemano.

Programa Sorpresa.

Consiste en una caja con partes especiales en el interior. En orden la gente va saliendo a tomar un papel de la caja que indica lo que tiene que hacer. El programa se va a desarrollando a medida que la gente va sacando los papelitos. Por ejemplo, “Lee en la Biblia el Salmo 23”. Cuando la persona ya ha terminado, el siguiente se levanta, toma un papelito y hace lo que le dice.


Conclusión

Tú serás responsable de 52 programas durante el año, es un tiempo de gran importancia para los jóvenes de tu iglesia. De estos programas ellos deben obtener fuerza espiritual, aprender a desarrollar sus habilidades y prepararse para ganar batallas espirituales durante la semana. Qué Dios te dirija y te dé sabiduría, percepción y fuerza para hacer tu trabajo. Qué pue das dedicar tu tiempo y tus esfuerzos en perpetuar los valores del Adventismo en nuestros jóvenes.